Encuentro Económico Brasil-Alemania en Weimar

18.10.2016

Weimar, Alemania

El Encuentro Económico Brasil-Alemania se realizó del 16 hasta el 18 de octubre de este año en la ciudad histórica de Weimar, Alemania. La conferencia fue organizada por las instituciones indus-triales líderes de ambos países – la Confederación de la Industria Alemana (BDI) y la Confederación Nacional Brasileña de la Industria (CNI) – y fue apoyada por el Ministerio Turingia de Economía y la Cámara Alemana-Brasileña de Comercio (AHK) en Sao Paulo.

El evento contó con la participación de alrededor 400 representantes de empresas y actores políticos activos en las relaciones económicas entre ambos países. La conferencia buscó mejorar las condiciones del marco económico actual y también facilitó un intercambio entre stakeholders sobre oportunidades de negocio y cooperación.

La cuestión de cómo compliance es indispensable para el sustentable desarrollo del sistema económico se discutió en uno de los paneles. "Compliance no es un atajo, sino una solución a largo plazo para las empresas" dijo Clas Neumann, Jefe de SAP Labs Operations and Fast Growth Markets. Con Flavio Bertoli, Director de Compliance en LEDVANCE, se habló sobre el papel clave y activo que el liderazgo debe tener para cultivar una cultura de compliance dentro de una empresa.

Los panelistas estuvieron de acuerdo en que la corrupción es costosa y arriesgada para los negocios, y que los siguientes factores son clave para mejorar compliance en una empresa: mecanismos de control transparentes por ejemplo a través de softwares, un código de conducta adaptado a las necesidades de la empresa y claramente entendido por todos los funcionarios, así como mecanismos de ejecución, monitoreo y evaluación que funcionan de forma eficaz.

Alliance for Integrity participó en la conferencia con el objetivo de fomentar el progreso de Com-pliance en el sector privado, como también presentar la iniciativa y sus actividades, en especial el programa de capacitación “De Empresas Para Empresas” que ha sido implementado en varias ciudades del Brasil, así como 6 otros países latinoamericanos desde 2014.